domingo, 26 de febrero de 2012

TALADROOM-EMMANUEL CIARO

TaladRooM

    En  las calles de la noche, Olinka deambulaba entre gente sin rostro, extendía sus pasos hacia el final de un día sin fecha, sin referencia. Olinka no debía su ánimo a la desesperación o a la frustración; tenía 19 años y muchas cosas que hacer. Pagaba una escuela de teatro para aprender a mentir. A veces trabajaba como jardinera para los vecinos y ahí ocupaba mucho tiempo; los amigos que llegaba a tener no le importaban.
    Era una de esas noches que disolvían el día sin que hubiera revelado nada nuevo. Posaba en las banquetas el liviano peso de alguien que está por convertirse en fantasma. Se encontraba tan ausente del mundo que trabajar en el Taladroom nunca se le hubiera ocurrido. A esta altura del relato sus pasos no habían llegado hasta ahí.
    En el Taladroom ocurrían situaciones de matices sensuales y sórdidos. Desde afuera el letrero pintado en verde fluorescente bajo la luz roja conformaba una T mayúscula que contenía las demás letras –alad, en la tangente y room en la vertical. Al entrar, la atmósfera envolvía en un trance que no parecía detenerse. La música cambiaba de una cosa a otra. Una vez adentro podía sentirse cómo el ambiente se regeneraba a sí mismo, era una entidad que fluctuaba su forma en luz, en movimiento y sudor. Todo tipo de estridencias se producían en ese lugar. A través de meseras desvestidas de muchas maneras, el escenario parecía un abismo que gradualmente iluminaba constelaciones de humo de cigarro.
    Dos mujeres de perfil, sentadas de frente con las piernas abiertas y con la vista fija una en la otra. La música parecía ir en declive cuando ellas gritaron, a la vez que volteaban hacia el publico: “break beats!” Y la súbita presencia de un jazz electrónico parecía haberse introducido en el cuerpo de las féminas como una descarga eléctrica que las obligaba a quedar en el suelo en posiciones catárticas. Desde el escenario, el cenital que delimitaba su espacio no permitía ver lo que ocurría del otro lado, pero podría pensarse que las neuronas se encontraban afinadas para destilar toda la información en lujuria.
    Atrás del escenario las cosas no estaban más tranquilas. Todas las bailarinas estaban ahí. Sólo basta cerrar los ojos para imaginárselo. Las meseras se cambiaban el rol con las bailarinas que se disponían a lidiar con manos y miradas cuya intención era dictada por un trance. Cada una de las mujeres tenía algo especial que la distinguía, aunque no variara mucho del patrón existente en otros lugares, cosas como sus nombres, las inflexiones de lenguaje, incluso los estímulos a los que recurrían para responder al ritmo que requerían. Pero lo que las distinguía no era el reconocimiento que se tenían entre sí nada más. Su trayectoria les había proporcionado un temperamento personal que atraía a una cierta especie de clientela que correspondía con su estilo y siempre podían intentar fugarse con alguien. Por supuesto que esto casi no ocurría, la mayoría de los hombres y las mujeres que deseaban conocerlas sólo intentaban satisfacer sus ganas. Casi todos creían que en los rooms, todo era un producto en serie que no tenía más valor que el que pagaban por su consumo.
    Entre ellas se protegían y se consolaban, se odiaban y se amaban. Todas esperaban poder salir algún día de esa vida; a la vez, resignadas al fracaso. La llegada de una ocasión como ésta la recibían con incredulidad, porque no querían perder la ilusión ante la existencia transitoria. Experimentaban emociones simultáneas de incertidumbre.
    Cualquiera de ellas que hablara con uno de sus clientes por más de cinco minutos a escondidas, era candidata a una promoción desconocida que provocaba envidia y alivio a las demás.
    En una especie de camerino, que más bien era un guardarropa, había una de ellas; hablaba animadamente muy cerca del auricular. Los labios de bilé articulaban palabras con dicción experimentada y reían de vez en cuando. Al terminar, la mujer guardó su teléfono en una bolsa de mano y en una maleta guardó parte de su vestuario.

    Poco antes de las 12a.m., Olinka seguía en las húmedas calles, iluminadas con faroles. Su celular había estado sonando pero al ver que el número era el de sus papás, no contestó. Pensó en tomar el metro y que al llegar a su departamento les llamaría. Tuvo el impulso de tirar su telefonoo cuando lo escuchaba sonar, pero nada tenía la consistencia suficiente como para abstraerla de su condición perturbada. Desde lejos sólo se veía su contorno oscuro sin nada que se moviera de tras de ella. De frente tampoco parecía haber nada, la distancia limitada de un camino recorrido muchas veces. Incluso la mancha de luz rojiza pasaba desapercibida desde hacía tiempo sin que le interesara lo que hubiera adentro; Olinka parecía perdida en ese mundo de repeticiones que no tenían otro sentido que el de la reiteración.
    No había cosa que la distrajera, ni los reflejos de su figura en los charcos del suelo, ni la luz, ni la distancia. El motor de un automóvil la obligó a subirse a la banqueta a unos metros de la mancha rojiza, de ella vio salir a una mujer que cargaba una maleta, vestía un abrigo negro y tacones. Olinka se detuvo para mirarla. La mujer volteó en su dirección, pero lo que veía era el auto que en ese momento pasaba a su lado. Olinka no sabía de autos pero vio que en la cajuela decía Cadillac, era negro. La mujer del abrigo esperó a que se detuviera el auto, y al hacerlo, el conductor bajó y caminó hacia la mujer, le dio un beso y se abrazaron. El hombre la acercó a la puerta del auto y le dijo algo muy cerca del oído. Olinka los observaba, escuchó que la mujer del abrigo gritó ¡Te amo!, explotó su maleta en la pared y se subió al automóvil. El Cadillac arrancó silencioso y desapareció al dar la vuelta en una esquina.
    Olinka presenció todo desde lejos y al ver que lo único que quedó de la escena era la maleta reventada con las cosas dispersas en el suelo, caminó apresurada hacia ella. Al llegar a su lado se acuclilló y quedó frente a un montón de accesorios, maquillaje y vestuario con una historia desconocida y que la sedujo de inmediato. Después de verlo todo, lo recogió, lo guardó y con la maleta en sus manos siguió su camino. Pero al llegar a la esquina algo se activó en ella y volteó hacia atrás con la vista fija en la fachada del Taladroom.

    Olinka tiene trabajando casi dos años en algo que disfruta y que cambió su vida, representando a uno de esos personajes que tuvieron que vivir de noche para extrañar al sol y pensar que tal vez algún día.

domingo, 15 de noviembre de 2009

jueves, 18 de junio de 2009

jueves, 4 de junio de 2009

EJERCICIO

A pesar de los seres humanos tal y como somos, mi vida se nutre constantemente y aprendo a desenredar los nudos que había permitido desarrollarse en mí.
En relación a lo que no tiene que ver conmigo y que también me interesa, me doy cuenta de que como especie permitimos que sucedan cosas que evidentemente son irregulares; el hecho de que el sentido de supervivencia ahora incluya un condicionamiento comercial es una de las aberraciones que sólo se le puede atribuir a la especie humana; pero como probablemente llegue a demostrarse que es una cualidad inherente de la energía y la vida, reunir el conjunto de causas es una acción fútil. Yo no creo que exista un conflicto entre un aspecto y otro, para mí el conflicto es un modo de energía, por lo tanto nunca terminará. Lo que sí puede transformar este estado, es comprender la naturaleza de dicho modo energético y así poder experimentar el mundo de una manera mejor adaptada. Como especie llevamos alrededor de 1 millón de años evolucionando, así que es temprano para discernir qué y quiénes somos, sin que esto le reste relevancia al daño que producimos. Utilizo cualquier mecanismo para comunicar mi forma de concebir el mundo; me interesa dejar la impresión pulsante de que la especie humana debe desarticular la jaula colectiva en que se encuentra.

miércoles, 20 de mayo de 2009

TRANSCRITICISMO

POCO A POCO INTENTARÉ DESARROLLAR EL SENTIDO DE LOS CONCEPTOS QUE PROPONGO EN MI TRABAJO LITERARIO.
EN ESTA OCASIÓN SE TRATA DEL TÉRMINO TRANSCRITICISMO.
LO PROPONGO EN LA ELIPSIS SUSPENDIDA COMO UNA FORMA DE ORGANIZACIÓN QUE OPERA EN UN AMBIENTE SOCIAL CRÍTICO, COMPRENDIENDO DICHO ESTADO COMO CUALQUIER SITUACIÓN QUE NECESITE SER RESUELTA, NO EXCLUSIVAMENTE COMO UNA CIRCUNSTANCIA LÍMITE.
EL MODO TRANSCRÍTICO DE ORGANIZACIÓN OPERA EN FUNCIÓN DE PREVER LAS PROBLEMÁTICAS VIGENTES Y SOSLAYADAS, LOCALES Y MUNDIALES CONTENIDAS EN LA INMINENTE GLOBALIZACIÓN, DE MANERA QUE NO PUEDAN SER UTILIZADAS COMO CAUSAS CONSTITUTIVAS DEL DESARROLLO EXCLUSIVO O LA INACTIVACIÓN DE LAS COMUNIDADES HUMANAS EXISTENTES EN CUALQUIER SITIO EN EL INTERIOR Y EL EXTERIOR DEL PLANETA.
EVIDENTEMENTE SE TRATA DE UNA PROPUESTA HIPERCOMPLEJA. PARA COMENZAR SIGNIFICA QUE COMO PORTADORES DE UNA CONSCIENCIA RACIONAL, DEBEMOS ASUMIR QUE REPRESENTAMOS Y SOMOS RESPONSABLES DE CUALQUIER FORMA DE VIDA EN NUESTRA PERIFERIA INMEDIATA, AL MISMO TIEMPO QUE DEBEMOS COMPRENDER QUE NADA NOS PERTENECE, NI PODEMOS DISPONER IRRESPONSABLEMENTE DE SU DISPONIBILIDAD.
COMO SE TRATA DE UNA BREVE INTRODUCCIÓN AL CONCEPTO, SÓLO REPASARÉ BREVEMENTE LOS SIGUIENTES PUNTOS IMPORTANTES.
EL MODO TRANSCRÍTICO NO SE BASA EN ESTATUTOS IDEOLÓGICOS DOGMÁTICOS Y HEGEMÓNICOS, POR EL CONTRARIO, LO QUE PROPONE ES UNA REVISIÓN PERMANENTE DE TODAS LAS HERRAMIENTAS DEL CONOCIMIENTO PROYECTADA EN UN LIENZO ONTOLÓGICO. SE TRATA DE UN PRINCIPIO BASADO EN LA IMPRECISIÓN , EN EL QUE SEA POSIBLE UNA FLUCTUACIÓN COMPLEJA DE OPERACIÓN DIRECTA.
INSTITUCIONES COMO LA DEMOCRACIA, LA ECONOMÍA MONETARIA Y EL EMPODERAMIENTO DEL SABER Y POR CONSECUENCIA, DE LOS GRUPOS SOCIALES, REPRESENTAN UN ESTADO DISFUNCIONAL DE LA HUMANIDAD QUE SE AGOTA Y YA NO PUEDE PREVALECER, NO POR SU INJUSTICIA SINO POR SU FALTA DE CAPACIDAD PARA APLICAR EL CONOCIMIENTO GENERADO POR TODAS LAS DISCIPLINAS QUE DEPENDEN DEL MODO POLÍTICO DE ORGANIZACIÓN.
EL MODO TRANSCRÍTICO DE ORGANIZACIÓN NO PRETENDE ANULAR LA PRÁCTICA POLÍTICA, PORQUE SE TRATA DE UNA FUNCIÓN HUMANA, PERO SÍ PROPONE TRABAJAR EN PRO DE SUBLIMAR EL ESTANCAMIENTO DE LOS SISTEMAS QUE LA HACEN FUNCIONAR.

jueves, 14 de mayo de 2009

HEY

HOLA
HI, THERE
SOY EMMANUEL CIARO DE MÉXICO
THIS IS EMMANUEL CIARO FROM MEXICO
HAGO VIDEO
I DO VIDEO
Y SOLICITO LA RESPUESTA PÚBLICA
AND AM LOOCKING FOR RESPONSES OF PEOPLE
PARA CREAR UN PROYECTO HUMANO
2 CREATE A HUMAN PROJECT
QUE PUEDA CONTRIBUIR
THAT COULD CONTRIBUTE
CON PROPUESTAS COMPROMETIDAS
WITH SOME COMPROMISED PROPOSALS.

LO QUE ME HACE TRABAJAR EN ALGO ASÍ
WHAT MOVED ME 2 WORK SOMETHING ABOUT IT
ES QUE DE VERDAD NECESITAMOS HACER ALGO ORGANIZADO
IS THAT WE REALLY SHOULD DO SOMETHING ORGANIZED
NO SÓLO PARA DESHACERNOS DE LOS PRESIDENTES DEL MUNDO
NOT JUST 2 KICK OUT THE PRESIDENTS OF THE WORLD
NI PARA LEGALIZAR LAS DROGAS,
OR LEGALICE DRUGS,
ESOS SON DULCES,
THOSE WILL BE OUR CANDY,
UN PREMIO SIMBÓLICO.
OUR LITTLE PREMIUM PRICE.
LA GENTE QUE INTERACTÚE EN ESTE SITIO
PEOPLE THAT INTERACT ON THIS SITE
DEBE CONOCERSE PARA COMENZAR ALGO
SHOULD GATTER 2 START SOMETHING
MUY DIFERENTE DE UNA REVOLUCIÓN,
REALLY WAY DIFERENT THAN REVOLUTION ,
IDEALES POLÍTICOS,
AND POLITICAL IDEALS,
O DEMOCRÁTICOS.
AND FROM DEMOCRACY AS WELL.

ES NECESARIO TENER DISPONIBILIDAD
NECESARY 2 B DISPOSABLE
PARA LOGRAR
FOR WHATEVER IT TAKES
DISPERSAR UN MENSAJE INTLIGENTE.
2 SPREAD OUT AN INTELLIGENT MESSAGE.
CADA QUIEN DEBE INTENTARLO,
I'M TRYING ON MY OWN
PERO A LOS QUE ANDAN POR AHÍ
BUT U R SOMEWHERE, OUTTHERE
ME GUSTARÍA SABER DE USTEDES.
I WANNA KNOW U.

ME INTERESA HACER ALGO ASÍ EN MI VIDA,
I WOULD BE REALLY INTERESTED
ON DOING SOMETHING LIKE THAT IN MY LIFE
JUNTO CON USTEDES TAMBIÉN.
AND AMONG OTHER OF U PEOPLE.

NO SOY PARANÓICO
I'M NOT PARANOIC
PERO ESTOY SEGURO
DE QUE HAY GENTE
BUT I'M CERTAIN THAT THERE R PEOPLE AS WELL
A LA QUE NO LE IMPORTARÍA SECAR LA VIDA EN ESTE PLANETA,
THAT WOULDN´T MIND DRY OFF THE LIFE IN THIS PLANET,
MEANS LIFE AT ALL.
LA VIDA ENTERA.

ESPERO SU RESPUESTA
WAITING FOR UR ANSWER
2 TELL U ABOUT MY
LITERARY-VIDEOGRAPHIC-SCENIC-
SOCIAL-PHILOPHYSCIENTIFICAL-AND-MUSICAL-SHOW.
PARA HABLARLES DE MI PROPUESTA
SOCIOVIDELITERARESCEFILOCIENTIFIMUSICAL


IT WOULD BE GREAT 2 KEEP ON PERMANENT CONTACT
MANTÉNGANSE EN CONTACTO

EMMANUEL CIARO

martes, 2 de septiembre de 2008

Image hosted by servimg.com

NERHBIO Emmanuel Ciaro

El texto तेक्स्तो les traigo a consideración es un proyecto que ha alcanzado profundidad एन muchos sentidos; describe un proceso en el que mis ideas literarias y filosóficas se sumergen en los requerimientos que el libro mismo me ha impuesto desde que comencé a elaborar los textos. Generamos un cúmulo de energía que se colapsa periódicamente; para lograr que se publique ha sido necesario que yo como autor y el libro como generador, nos devoremos uno a otro durante noches interminables.

El título del libro es un arquetipo personal, surgido del vocablo nervio, para establecer la extensión consciente de la realidad; pero el contenido de este libro no está dedicado a explicar la naturaleza del concepto. Mi intención es la de revelar un fenómeno sinestésico que me permite encontrar la textura en las palabras y el pensamiento, como una atmósfera que se expresa independiente en los títulos imprecisos.

Nerhbio es la fenomenología estructural de los eventos que derivan su contingencia en la razón a través de la vida. El libro mismo es una muestra de tal idea: los textos adquirieron una elipsis narrativa de principio y final sin que mi intención hubiera sido cumplir con este orden, abre con la muerte y deriva en la vida que sucede y se acaba.

Este trabajo tiene el propósito, además, de reclamar la sensibilidad humana, que no es un aspecto exclusivo de las artes; es un medio para exigir que cualquier actividad humana, por compleja que ésta sea, encuentre su canal sensible con relación al mundo concreto.

Puede ser que los relatos y las reflexiones contenidas en ellos disten de proporcionar soluciones o perspectivas metodológicas, pero parto de un escrutinio a lo incomprensible.

La energía dio paso a la materia, la materia a la vida, a la consciencia y a la razón; si conservamos la consciencia aún cuando ya no vistamos el cuerpo, podríamos experimentar el universo como a la vida...

...tal vez.